Consigue Adiós al estrés laboral

El estrés laboral es un signo característico cada vez más frecuente en los lugares de trabajo, que está aumentando también en nuestra sociedad, primordialmente porque los tipos de trabajo han ido cambiando en los últimos tiempos. Afecta tanto al bienestar físico como al psicológico del trabajador, y es que las obligaciones, los problemas pueden generar diferentes estados de ánimo que llegan a desencadenar estrés.

Aprender a reconocer qué circunstancia nos ha llevado a generar esos problemas es muy importante para buscar una solución a tiempo, ya que todas las personas necesitamos de niveles moderados de estrés para reconocer de una manera satisfactoria no solo ante sus propias necesidades o expectativas, sino de igual forma frente a las exigencias del entorno.

 

Estrés bueno vs estrés malo

 

El estrés abarca las distintas reacciones que suceden en el cuerpo ante el hecho estresante. Este conjunto de reacciones contiene tanto respuestas fisiológicas como conductuales y hasta psicológicas. Respuestas que si las vemos de un punto de vista positivo nos ayudan a reaccionar ante una situación de peligro, a preparar nuestro cuerpo para correr, huir del peligro y salvarnos como por ejemplificar el concepto. Pero en el punto de vista laboral puede ser un factor motivante relacionado a un asunto de aceleración natural que es necesario para adecuarse a diversas situaciones y que es un punto de partida para realizar una actividad laboral de mayor esfuerzo con un efecto de apremio que empuja a las personas y que las hace más eficaces. Mientras que el estrés malo nos desmotiva, desalienta, y es muy perjudicial para la salud, tanto física como mental.

¿Como me desprendo del estrés laboral?

Estrés laboral, el gran enemigo de emprendedores y profesionales de todo el mundo, puede evitarse si uno sabe cómo hacerle frente y no ser prisionero de este, lo primordial es organizar el espacio de trabajo, priorizar tareas que hacen evitemos pérdidas de tiempo, por otro lado el delegar responsabilidades ayudar a evitar sobrecargas de trabajo, comer y dormir bien ante todo, y hacer otro tipo de actividades de esparcimiento, hacer deporte, bailar, que ayuden a equilibrar nuestra vida laboral y a tener un mejor manejo del descontrol.  Conversar de los problemas hace bien y si es con tus compañeros de trabajo, sería una técnica de desahogo, que a la final ayudaría a enriquecer el trabajo.