Las 3 mejores formas de comer huevos

Al ser un alimento bastante habitual en la alimentación del ser humano, el huevo es un producto de alta demanda que por lo mismo dispone de una amplia variedad de alternativas a la hora de llevarlo a la mesa y esto es lo que precisamente suele preocupar a algunos consumidores, quienes suele debatir alrededor de cuál es la mejor forma de comer huevo en términos de lo que puede hacerle bien o no al organismo.

Aunque como cualquier otro ingrediente nunca se debe exagerar con las cantidades, se ha determinado algunas maneras de prepararlo que resultan ser mucho más adecuadas y que con la frecuencia justa dentro de la dieta, no deberían representar efectos negativos.

Las formas sanas de comer huevos

  1. Huevos cocidos o duros: corresponde a uno de los métodos de cocción más simples pero asimismo, más saludables debido a que no se incorporan ingredientes extras que puedan alterar el aporte por ejemplo de grasas. Su alto contenido de proteínas puede ser usado tanto en el desayuno como en el resto de comidas del día, integrándolo por ejemplo a ensaladas.
  2. Huevos poché o escalfados: nutricionalmente, esta preparación se configura como una de las más interesantes gracias a que la presencia de vinagre y zumo de limón consiguen ser muy pertinentes.
  3. Huevos en microondas: si bien es una opción que a simple vista no es muy llamativa que digamos, la verdad es que es una cocción tan básica que por lo mismo va a garantizar el quedarse con lo que el huevo aporta.