Ácido carbónico. Usos industriales y medicinales

El ácido carbónico proviene del dióxido de carbono y se compone de H2CO3. Se utiliza regularmente para atacar y/o descomponer algunos minerales que tienen la tendencia a formar estructuras rocosas. Se obtiene por la reacción que se produce al combinar el agua y el oxido de carbono.

El ácido carbónico solo debe presentarse por medio de sales, sales ácidas, cloruro de ácido y aminas.  No es posible su obtención en estado puro, sólido o líquido  ya que el agua y el dióxido de carbono son más estables. Su formula química está sujeta a la cantidad de protones que libera durante su obtención.

 Usos industriales del ácido carbónico

Este compuesto, dependiendo de su composición puede destinarse para el consumo humano o para uso de exteriores. Dentro de sus principales usos industriales figuran:

  • En la producción de hielo seco
  • En la industria de fertilizantes para neutralizar sus efectos en el medio ambiente
  • En la elaboración de bebidas carbonatadas y gaseosas
  • En fabricación de pastillas efervescentes
  • Para preparación de cámaras de refrigeración
  • Elaboración de suplementos y minerales a base de carbonatos
  • Elaboración de la cerveza
  • En la siembra de alimentos para optimizar el crecimiento de las plantas
  • En la extracción de alcaloides en la industria de alimentos

Usos en la medicina.

  • En cirugías para generar la luz de los rayos láser de dióxido de carbono
  • En la implementación de criocirugía
  • En cirugías laparoscópicas del estomago