Las criptomonedas en 10 años

Las monedas del mundo, especialmente las Criptomonedas son monedas digitales, que no están reguladas por ningún gobierno y su valor está sujeto a la confianza de sus usuarios, es decir, todo fluye en función a oferta y demanda, esto es lo que hace posible su valor.

Actualmente están punteando en una tendencia cada vez más fuerte en los mercados financieros y las monedas del mundo, prueba de ello tenemos la moneda BitCoin la cual, desde su creación y éxito, formo la aparición de más criptomonedas que están haciendo posible que un nuevo entorno financiero comience a brotar.

Futuro de las criptomonedas

Es un mercado que está tomando cada vez más fuerza en todo el mundo y esto solo puede tener un significado, y no es más que las monedas del mundo están pasando por un cambio económico muy importante, donde el mundo sigue evolucionando a una velocidad increíble y los que van a tener éxito en el futuro son los que se adapten a estos cambios. Las criptomonedas marcaran un punto muy importante en cómo vamos a manejar nuestro dinero en el futuro.

¿Qué predicen los expertos, sobre las criptomonedas?

Por ejemplo, Michael Graham, analista experto en criptodivisas, indica que las instituciones cada día se están sumando a la tendencia de las criptomonedas. Analistas como Nolan Bauerle, de Coindesk, también indicaron que, posiblemente se aprobará un fondo de inversión cotizado de Bitcoin, mostrándoles más a las instituciones a las divisas digitales. Así como, se presume tendrá una mayor regulación que llevará a una caída del valor del Bitcoin: Para los gobiernos, cada vez se acaece más necesario regular las criptodivisas en un intento de limitar la especulación, lo que provocará una caída del valor del Bitcoin.

Aparentemente, Bitcoin predominará mientras el resto de las criptodivisas crecerán: Aproximadamente la mitad de las transacciones de divisas digitales se hacen con alternativas al Bitcoin, que ya no domina el mercado como antes. No obstante, la creciente popularidad de las divisas alternativas beneficia a Bitcoin, que seguirá al frente: es la moneda digital más conocida y suele ser la vía de acceso para nuevos inversores, en futuras criptomonedas en un futuro de 10 años. Y es que, Las exageradas ganancias de más del 3.000% registradas durante 2017, seguidas de la formidable volatilidad de 2018, hacen que esta clase de activos destaque frente a los demás.

Probablemente los negocios y empresas que han perdurado a todas sus etapas cambiarán el sistema financiero tal y como lo conocemos hoy, todo esto si las monedas digitales completan el ciclo de cambio, creando nuevas fuentes de transmisión de capital, inversión y financiamiento. Seguramente presumirán una buena competencia no solo para los fondos de inversión privados y los capitalistas de riesgo, sino también para los bancos y los cambios, y las monedas digitales comenzarán a salir tanto en las carteras privadas como en las institucionales.

Alcances de las criptomonedas

Desde recaudación de fondos con criptomonedas, hasta Criptofundaciones, a través del Bitcoin y otras monedas digitales son cada vez más comunes y aceptables, haciendo que esta tendencia siga floreciendo, así como se presume la criptofilantropía va a crecer, se podría establecer una nueva norma de transparencia en la filantropía. Por otro lado, si una mayor transparencia en el dar y el impacto conduce a un aumento de la confianza en instituciones benéficas, podrían generarse millones de dólares más para el sector social.

Independientemente de lo que suceda a futuro, hay un nuevo mundo valeroso, esperando a ser investigado por aquellos que quieren retribuir un poco. Y, sin importar si tienes conocimientos en inversiones, criptomonedas, divisas y demás tipos de negocios, ahora tienes la oportunidad de utilizar esta tecnología a tu favor, aunque sea incierto que la moneda digital puede experimentar algunos contratiempos a lo largo del camino, El cofundador de y director de marketing (CMO) de Breadwallet, Aaron Lasher, opina fuertemente que la principal criptomoneda Bitcoin alcanzará una capitalización bursátil (cap) de hasta $ 5 trln en los próximos 10 años.